LA TELA NO TEJIDO

La tela no tejido es una estructura textil plana producida con tecnologías diferentes de la tejeduría o del tricotaje; consiste en un velo de fibras (por ej. poliéster, viscosa) unidas a través de procedimientos por ligadura mecánica, química, térmica. Por lo tanto los no tejidos constituyen una categoría particular de productos que no prevén el hilado en su ciclo de fabricación.

Los primeros tipos de no tejido son aproximadamente del 1930, cuando algunos investigadores estudiaron el modo de producir sositutivos del cuero y de reducir los costos de producción de los tejidos eliminando los costosos procesos del hilado y del tejido.

El éxito de la tela no tejida se debe principalmente a la posibilidad de proporcionar productos funcionales, con significativas ventajas de costes, consecuencia directa de la relativa sencillez de los procesos de fabricación y de sus grandes potencialidades. El principal uso de la tela no tejida está representado por los productos "desechables" (vendas, vendajes, materiales para la limpieza).

Existen numerosos tipos de procedimientos para la producción de la tela no tejida, sin embargo todos se articulan en tres fases: la formación del velo o de la parte inferior, su compactación, los tratamientos posteriores para mejorar el producto.

En la fase de formación del velo, las fibras están colocadas en una estructura plana, durante la cual se obtiene un producto semielaborado en el que la cohesión entre las fibras es muy débil y no permite el utilizo sin sucesivos procesamientos. En la fase de cohesión del velo, los velos formados en la fase anterior deben ser ligados para compensar su débil cohesión. Las técnicas más utilizadas son: a) por via química, mediante la cual la cohesión se consigue con la aplicación de un pegamento, efectuada o con la inmersión total del velo o por rociado; b) por via mecánica, a través de la cual las fibras se unen porque se enredan entre ellas; c) con hilo de coser, en este modo se obtienen productos suaves de gran espesor, por ej. guata para usos particulares; d) por via térmica, gracias a la cual las fibras que forman el velo se soldan entre sí por efecto del calentamiento.

Posteriormente, con el fin de obtener en el artículo fabricado propiedades y caracteristicas particulares, se pueden efectuar varias procesamientos entre los cuales: el estampado en relieve, la impresión, la combinación con otros tratamientos para influir en propiedades como la porosidad, la transpiración, la absorción, la repelencia al agua, etc.